¡¡No a la e-CENSURA EN ESPAÑA!! / Stop Censorship in Spain!

Las fantasias de 'El Criada Sumisa' en tu idioma

domingo, 15 de noviembre de 2009

La conversión de la nuera en sumisa por su suegra dominante y su familia política

Este último encuentro con su suegra sería el punto final de la relación comenzada con el calzonazos de su ex-marido y la dominante y agobiante madre de él. Al final de esa estúpida relación, como ella pensaba, conseguiría una estupenda pensión y la casa.

Pero para obtener los papeles del divorcio y del ventajoso acuerdo, su ex-marido le había rogado que ella debería ir al pueblo de su madre para cenar con ella y charlar y de paso le entregará los papeles firmados por él.

Fue en el coche hasta ese pueblo que estaba situado en una montaña de acceso complicado y que generalmente nadie ajeno al pueblo pasaba por él.

Cuando llegó al pueblo se fijo, mientras llegaba a la casa de su suegra que estaba en las afueras del pueblo en una colina, que las personas mayores iban con un porte altivo e incluso dominante, mientras que las personas jóvenes, no veía niños y había demasiada gente joven para un pueblo perdido o eso creía, iban todos de manera sumisa frente a los mayores incluso como si estuvieran esperando ordenes cuando pasaban al lado de una persona mayor ya que se figuró, mientras conducía, que bajaban la cabeza como acto sumiso.

Cuando llegó a la casa, dejó aparcado el coche, se bajó cogiendo una botella de vino, que iba a regalar a su suegra, y se acercó a la puerta para llamar al timbre. Esperó un rato hasta que se abrió la puerta apareciendo su suegra vestida con una falda de tubo con una camisa blanca y unos zapatos de tacón de aguja de impresión con unas medias negras. Tenía recogido el pelo en un moño y tenía los labios pintados rojos, en conclusión con una pinta de ama dominante que llevaba muy bien los 60 y pico años que tenía.

- Hola cielo, habló su suegra.

Su nuera le saludó y se dieron dos besos en las mejillas sin llegar a tocarse para no estropear el maquillaje que llevaban.

- Por favor, entra como si estuvieras en tu casa, le dijo su suegra.

- Gracias, esta botella es para la cena. Espero que te guste, contestó la nuera.

- No deberías haberte molestado, muchas gracias hija.

- Ha sido un placer, ya sabes que tengo un aprecio muy especial a pesar de las circunstancias y espero que sigamos siendo amigas e incluso para mi seguirás siendo una madre.

- Para mi seguirás siendo una hija a pesar de la ruptura del matrimonio con mi hijo y espero que nos veamos más veces y no en esta situación tan dura para ambas.

Entró en la casa siguiendo a su suegra, viendo como marcaba su culo con los zapatos como si tuviera 30 años con un paso dominante y seguro, lo que la dejaba impresionada.

Se sentó en un sillón del salón donde su suegra la invitó a entrar y a esperar mientras daba instrucciones a la criada para que les trajera una bebida y terminara los preparativos de la cena que tomarían más adelante. Al momento entró la suegra y se sentó en el sillón junto a su nuera mientras que al momento entraba la criada, llevaba el típico vestido negro de criada con un mandil y una cofia con unas medias blancas y unos zapatos negros de medio tacón eso si con una enaguas blancas que hacía que la parte baja del vestido aumentara de volumen lo cual para la joven por un lado le hacía ridículo pero a la vez sexy, con unas bebidas que ofreció primero a la nuera para luego hacerlo a su dueña para retirarse tras un leve movimiento de mano de la suegra haciendo un movimiento de inclinación de cabeza hacia abajo como muestra de sumisión o eso le pareció a la nuera que cada vez estaba más escamada por lo que veía en la casa de su suegra y lo visto en el pueblo.

- He visto que en el pueblo y ahora con tu criada, que los jóvenes parecen muy respetuosos con la gente mayor que les rodea, algo que en la ciudad ya es raro ver.

- Si cielo, es que aquí cultivamos las antiguas y sanas costumbres en que a las personas mayores se les debe respetar y reverenciar por parte de los jóvenes, espero que no te moleste dicha costumbre que por lo que me cuentas en la ciudad ya se ha perdido para desgracia de los jóvenes ya que no aprenderán de sus mayores. Tras el comentario de su suegra ambas estuvieron un rato calladas mientras se tomaban la bebida, lo que para su nuera se hizo eterno ese silencio que parecía que pronosticaba la calma antes de una tormenta.

Al rato apareció la criada y con voz muy servicial indicó a las dos mujeres que ya estaba preparada la mesa para la cena, tras lo cual, esperó la señal de su dueña para salir del salón. Al momento de irse la criada se levantaron y se acercaron al comedor. Allí de nuevo estaba la criada de pie que se movió para ayudar primero a la nuera a sentarse y luego a la suegra, tras lo cual salió para ir trayendo la cena a las dos mujeres.

La cena transcurrió tranquila y con una conversación superficial sin sacar nada por ambas que pudiera enrarecer más el ambiente debido a la separación de la pareja. Tras tomar la cena la criada se acercó con una bandeja y dos copas de cava que ofreció a las dos mujeres. La suegra se levantó y dio un brindis, - por una larga amistad, tras lo cual bebieron. Al poco de beber la nuera sintió un mareo y sueño que iba creciendo y provocando un malestar generalizado. La suegra, solicita y con una sonrisa de maldad, ofreció una habitación para que se echará un rato e incluso se quedará esa noche a dormir con ellas.

La nuera no se pudo negar, con la ayuda de la criada, llegó a la habitación y cayó redonda en la cama con un sueño profundo y angustioso.

Cuando despertó se encontró desnuda, atada en la cama y amordazada con una bola en la boca que le hacía imposible hablar, solo podía balbucear y echar saliva incesantemente. Mientras veía como la criada, esta vez en la boca llevaba otra bola como ella y unas cadenas en los pies, las manos echadas hacia atrás como si estuviera esposada, desnuda excepto por unos zapatos blancos de tacón de aguja impresionantes, un mandil pequeño blanco que ocultaba su sexo y una bandeja que se sujetaba por dos cadenas enganchadas en su dos senos y una correa que rodeaba su cintura. La suegra con la misma pinta que el otro día, había estado toda la noche inconsciente, empezó a hablarla firme y clara.

- Hola cielo, vas a pasar unos cuantos días con nosotras y unas amigas mías del pueblo enseñándote educación y disciplina para que sepas cual es tu posición. Como comprenderás no voy a permitir que dejes a mi hijo, el cual para mi desdicha no supe enseñarle mejor para que te hubiera educado y enseñado cual era tu posición en el matrimonio de esposa sumisa y servicial, sin más. Cuando acabe contigo serás una servicial y dulce esposa que estarás atenta al más mínimo deseo de mi hijo, hizo una pausa la suegra mientras con una fusta azotaba el culo descubierto de su criada.

- Como veras esta joven chica que me sirve es una dulce y sumisa criada, hija de una amiga que me la ha prestado para que la educará, ya que era una rebelde que no respetaba ninguna norma ni a sus mayores. Cuando salga de aquí de regreso junto a su familia será la más dulce y solicita hija que podrás ver, hizo otra pausa para golpear de nuevo con la fusta el culo enrojecido de su criada.

- Empezaremos estos días con castigos y humillaciones para ir moldeando tu carácter rebelde y arisco en sumiso y dulce, para luego usarte como criada para finalizar con una temporada con tu marido viviendo en mi casa para comprobar que te comportas ya como una dulce y solicita esposa, volvió a pegar con la fusta el culo de la criada.

- Como te has dado cuenta, en el pueblo las personas mayores nos ayudamos, como comprobaras en tu propia educación, para que nuestros jóvenes sean respetuosos y solícitos con los mayores, nuestro secreto, como tu misma descubrirás, es disciplinarla sin ningún miramiento y pudor desde el primer momento hasta el último, otro fustazo recibió la criada.

La suegra abandonó la sala acompañada de su criada para dejarla sola y que reflexionara la nuera la nueva situación en que se encontraba.

Durante el periodo que paso con la suegra y la ayuda de las amigas recibió la disciplina y educación, como podéis ver en las imágenes, necesaria para irse con su marido, como predijo su suegra, como una dulce, sumisa y solícita esposa esperando cumplir los deseos de su marido con todo amor y presteza.



- preparando una lavativa para su nuera -


- las caricias de una amiga de su suegra -


- recibiendo placer y dolor por parte de una amiga de su suegra -

- recibiendo un correctivo en un día de campo -


- sirviendo el te a una amiga de su suegra -


- ayudando en las labores del campo buscando trufas como una perra -


- esperando en la cocina en una reunión de amigas de la suegra -


- sirviendo de perra mientras habla una amiga de su suegra -


- disfrutando el "cariño" de dos amas en su servidumbre en la casa -


- recibiendo unos azotes por su suegra -


- mostrando sumisión ante su suegra -


- recibiendo una lavativa y una azotaina por su mal comportamiento -


- subiendo las escaleras para recibir un castigo en el ático por su mal comportamiento -


- mostrando sometimiento ante su suegra -



- enseñando la suegra a su nuera a una amiga -


- sirviendo de desahogo sexual lésbico a una amiga de su suegra -


- esperando una azotaina por rebeldía -


Espero que os haya gustado al menos tanto como a mi.

El Criada Sumisa.


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Bienvenid@ y muchas gracias por dejarme un comentario sobre el blog. Todos son bien recibidos y leídos por mi.

¡El blog sin ti no existiría y tus comentarios son la fuerza vital que lo hace existir!

Ultimas entradas del Blog

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mis am@s me obligan a publicar este blog en ropa femenina bajo su férrea supervisión. / My mistress force me to post this blog on women's clothes under his iron supervision.

Editta.

________
 

Blog Template by YummyLolly.com